Picture of Penalva Lozano

-Maternum y la prevención del contagio por coronavirus

Visible to anyone in the world
Edited by Penalva Lozano, Saturday, 7 March 2020, 8:30 AM

Coronavirus y embarazo

En Clínica Maternum, en el afán de cuidar a nuestro bien más querido, nuestras embarazadas, ponemos en marcha diversas medidas encaminadas a evitar la muy remota posibilidad de un contagio del SARS-CoV-2 durante los cursos de preparación al parto, pilates para embarazadas, pilates con bebes, cursos de socorrismo pediátrico y cualquier otra actividad que se desarrolle en grupo. Para ello:

1-      Hemos implantado en nuestras instalaciones un sistema de extracción de aire que fuerza la renovación de este.

2-      Se facilita gel hidroalcohólico desinfectante y se establece la obligatoriedad de utilizarlo antes de acceder a la sala de grupos.

3-      Ponemos a disposición de nuestras embarazadas los sistemas necesarios para desinfectar las superficies sobre las que trabajan durante el curso (reposabrazos de las sillas, etc).

4-      Rogamos que toda persona con fiebre o síntomas respiratorios se abstenga de venir a los cursos. Desde clínica Maternum, pondremos en marcha todos los recursos necesarios para garantizar que la embarazada con síntomas respiratorios pueda realizar su curso de preparación al parto sin poner en riesgo la salud de sus compañeras.

5-      Se ruega evitar el contacto físico en los saludos (besos, dar la mano, etc)

De momento, dado el estado actual de la enfermedad en nuestro país y siguiendo las indicaciones de las autoridades sanitaria, consideramos totalmente innecesario adoptar otro tipo de medidas más drásticas. Pero si llegara el caso, o bien, si alguna embarazada así ya lo considerara oportuno, queremos recordaros que Clínica Maternum obsequia a todas sus pacientes presenciales con el CURSO DE PREPARACIÓN AL PARTO ONLINE. Con este formato de curso se evita la reunión en grupo y, por lo tanto, el riesgo de contagio.

En el curso de preparación al parto online consta de más de 16 horas de VIDEOS explicativos con proyección paralela de diapositivas. El curso online tiene los mismos contenidos que el curso presencial tanto en la parte teórica como en las prácticas y la gimnasia, incluso más ampliados que en el curso presencial y es accesible desde cualquier tipo de sistema: móvil, Tablet, ordenador, etc. Además, nuestras pacientes pueden realizar consultas y aclarar sus dudas con nuestro comadrón (Antonio Penalva) mediante chat y teléfono.

Permalink Add your comment
Picture of Penalva Lozano

Coronavirus, embarazo y lactancia

Visible to anyone in the world

Coronavirus, embarazo y lactancia

-Información general:

El coronavirus o SARS-CoV-2 ha irrumpido súbitamente en nuestras vidas creando incertidumbre, inseguridad y, en algunos casos, ansiedad.

El desarrollo de la información respecto al causante de la enfermedad está siendo muy rápida. En pocos días, desde la aparición de los primeros casos en china, se catalogó el agente causal, en pocas semanas se ha comprendido su sistema de transmisión, el periodo de incubación, etc. Aun así, sigue siendo en parte, un desconocido. No disponemos de vacuna ni de tratamiento, aunque ya se han puesto en marcha diversos estudios clínicos para encontrar una vacuna y tratamientos eficaces. Desconocemos todavía si va a tener un comportamiento estacional como el resto de los coronavirus o no va a reducir su actividad con la próxima mejoría de la climatología.

Debemos de tener en cuenta que los virus que tienen un comportamiento estacional (por ej: el virus de la gripe), no solamente se debe a que las temperaturas son más cálidas en primavera y verano, también es debido a los cambios en nuestro sistema de vida durante estos meses: estamos más en espacios abiertos, ventilamos más las viviendas, modificamos en parte nuestra alimentación, etc.

Los coronavirus no son ningunos descocidos. Los coronavirus son una familia de virus RNA, este dato no tiene demasiada importancia desde el punto de vista de la divulgación al público en general, pero sí nos indica que son un tipo de virus que mutan con mucha frecuencia y facilidad.

Sabemos muy poco de la trasmisión de coronavirus a los humanos. Conocemos que su reservorio son determinados animales salvajes como por ejemplo los murciélagos (entre otros), y se ha teorizado sobre la posibilidad de que la transmisión a nuestra especie se deba a la ingesta de estos tipos de animales en determinadas culturas, pero este extremo no está demostrado. En cualquier modo todo parece indicar que el nuevo coronavirus, SARS-COV-2, tiene una procedencia animal. De hecho, los primeros casos se han relacionado con un mercado de animales vivos de la ciudad de Wuhan, en China.

Prácticamente todos los humanos hemos tenido alguna infección a lo largo de nuestra vida por algún tipo de coronavirus, sobre todo durante la infancia. Las cepas más habituales son benignas y no crean más problemas que ligeros síntomas respiratorios y curan espontáneamente en pocos días. Sin embargo, también existen variantes de coronavirus más agresivos para los humanos y que han llegado a crear epidemias, como son:

  • MERS-CoV: virus que produce el síndrome respiratorio de Oriente Medio. Este síndrome se detectó por primera vez en 2012 y hasta finales de 2019 se habían registrado 2400 casos a nivel mundial con una letalidad del 35% (800 fallecidos). Dicho en otros términos el SRAS-COV tiene un bajo poder de transmisión, pero una alta mortalidad.
  • SRAS-CoV: El síndrome respiratorio agudo y grave, los primeros casos se dieron en China en 2002, 37 países declararon casos con un total de unos 8000 afectados y provoco más de 700 fallecidos, es decir, con una letalidad de aproximadamente el 10%.

La trasmisión del virus SARS-COV-2 es por contacto cercano con una persona infectada y, en concreto, mediante las gotitas respiratorias de mediano tamaño. El virus podría vivir durante un tiempo variable (horas o días), en función de los condicionantes medioambientales (temperatura, humedad, luz, etc), sobre las superficies en las que caigan estas gotitas respiratorias.

El cuadro clínico típico de la infección por SARS-COV-2 es:

  1. Enfermedad renal
  2. Tos seca.
  3. Cansancio.
  4. Dolor de garganta y de cabeza.
  5. Fiebre.
  6. Malestar general.
  7. Dificultad para respirar (disnea) en los casos más severos.

En cualquier caso, el cuadro clínico en muy variable, desde individuos que cursan asintomáticos hasta neumonías que, en algunos casos, cursan con insuficiencia respiratoria severa.

Los casos más graves y de mayor mortalidad se dan en personas mayores, inmunodeprimidos y/o con enfermedades crónicas de tipo respiratorio, diabetes y algunos tipos de cáncer. La tasa de letalidad de este virus parece que está entre un 2 y un 3 %.

El tratamiento es básicamente de soporte y adaptado a la benignidad o gravedad de cada caso.

Para la mayor parte de los casos, el tratamiento será domiciliario. Se reserva el tratamiento hospitalario en zonas de aislamiento o bien en la UCI, para los casos más graves.

En caso de sospechar que pueda estar afecta por la enfermedad, por favor, no acuda a un centro sanitario (hospital o centro de salud). La pauta adecuada seria llamar al 900300555 (Para los residentes en la Comunidad Valenciana. En caso de residir fuera de esta comunidad, infórmese del teléfono que se ha abierto para este fin en su lugar de residencia) y en este servicio le indicaran los pasos a seguir en función de las connotaciones de su caso particular.

La buena noticia es que en la población infantil los síntomas son muy leves y no se ha producido ningún caso fatal hasta el momento (06/03/20).

La prevención es sencilla:

  • Lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón (40 a 60 segundos de lavado) o utilizar un gel hidro-alcohólico.
  • Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo; tire el pañuelo inmediatamente y lávese las manos con un desinfectante de manos a base de alcohol, o con agua y jabón.
  • Mantenga al menos 1 metro de distancia entre usted y aquellas personas que tosan, estornuden y/o tengan fiebre.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, solicite atención médica en el teléfono indicado según su comunidad autónoma.

 

-Embarazo:

El primer estudio realizado en el mundo respecto a la relación del virus SARS-COV-2 y el embarazo se ha llevado a cabo en la Universidad de Wuhan (China) y a sido publicado en la prestigiosa revista “The Lancet”. Según este estudio las características de la neumonía por SARS-CoV-2 en mujeres embarazadas fueron similares a la del resto de pacientes adultos no gestantes que también desarrollaron neumonía por SARS-CoV-2. Además, los resultados de los casos estudiados sugieren que, “actualmente, no hay evidencia de infección intrauterina causada por transmisión vertical en mujeres que desarrollan neumonía por SARS-CoV-2 al final del embarazo” y, de momento, el virus no ha sido detectado en muestras de líquido amniótico. En cualquier modo, estas conclusiones, aunque tranquilizadoras, debemos de tomarlas con reservas pues, en el estudio,solo se analizaron 9 casos. La muestra poblacional es totalmente insuficiente para sacar conclusiones concluyentes.

El Centro de Control de Enfermedades de EE. UU. mantiene que hasta el momento no posee información de efectos adversos de la infección por SARS-COV-2 en mujeres embarazadas, pero también avisa de que la infección por otros coronavirus (SARS-CoV y MERS-CoV), sí que produjeron abortos y muerte fetal. Al tiempo alertan de que la fiebre elevada durante el primer trimestre de gestación puede aumentar el riesgo de defectos congénitos.

Respecto a la propia mujer, el Centro de Control de Enfermedades de EE. UU., indica que las mujeres embarazadas vivencian modificaciones fisiológicas y en su sistema inmunitario. Estas modificaciones les pueden hacer ser más susceptibles a la infección por SARS-COV-2. A las mujeres embarazadas debemos de considerarlas población de riesgo si nos basamos en las conclusiones obtenidas tras el estudio de otras epidemias por coronavirus (SARS-CoV y MERS- CoV).

 

-Lactancia:

Otro punto importante que debemos de tener en cuenta es si se debe mantener la lactancia en caso de infección por SARS-CoV-2 o, al contrario, debería suspenderse.

En este tema, no disponemos todavía de ningún estudio riguroso. De momento el virus no ha sido detectado en la leche humana, pero la muestra poblacional todavía no es suficiente para sacar conclusiones definitivas y, por lo tanto, tenemos que remitirnos a la experiencia adquirida con el SARS-CoV. En este caso, también resulta esperanzador conocer que ese virus tampoco fue detectado en la leche humana. Pero insisto, el SARS-CoV aunque es un virus de la misma familia que el SARS-COV-2, no está garantizado que ambos se comporten igual en este aspecto.

Permalink Add your comment

This blog might contain posts that are only visible to logged-in users, or where only logged-in users can comment. If you have an account on the system, please log in for full access.

Total visits to this blog: 136839