Picture of Penalva Lozano

EL ACEITE DE PALMA Y LOS ALIMENTOS INFANTILES

Visible to anyone in the world
Edited by Penalva Lozano, Wednesday, 12 April 2017, 10:38 AM

Las instituciones y los profesionales de la salud nos repiten constantemente que debemos consumir 5 piezas de frutas y verduras al día, caminar 10000 pasos, beber 2 litros agua, realizar una exposición prudente de nuestra piel al sol, dormir 8 horas, no abusar de los alimentos refinados y/o procesados,……....pero no hacemos ni caso. Eso sí, una periodista le realiza una pregunta a un representante de la industria de la alimentación infantil sobre el aceite de palma: ¿“como son ustedes capaces de añadir aceite de palma a sus productos infantiles si saben que es malo para la salud de los niños”? y ya tenemos el “pollo montado”, las redes sociales echando humo, los medios de comunicación dando pábulo a la noticia. Claro, la pregunta tiene todos los componentes para el morbo y la polémica, nos han “tocado” nuestras fibras sensibles: la infancia, la salud y los “malvados” intereses de las todo poderosas industrias alimenticias y farmacéuticas. ¿Pero donde esta nuestro sentido crítico?, para ser libres tenemos que saber leer entre líneas, no caer en fundamentalismos, no creer todo lo que nos dicen y que quieren que repitamos como papagayos mientras tomamos el café.

No seré yo quien este al lado de los intereses de la industria parafarmacéutica y mucho menos quien defienda el aceite de palma, pero los puntos tenemos que ponerlos sobre las íes y no creer a pies juntillas todo aquello que nos dicen.

El aceite de palma es rico en grasas saturadas, es decir aquellas que son aterogénicas, incluso algunos estudios las han relacionado con los procesos metastásicos tumorales. Las grasas saludables desde el punto de vista cardiovascular son las mono y poliinsaturadas (por ejemplo, la base de la dieta mediterránea: el aceite de oliva). 

Además, su cultivo tiene un alto rendimiento y su coste es bajo, lo que ha hecho que en los últimos quinquenios se dispare su consumo a nivel mundial. Esta situación está creando un problema medio-ambiental pues se están talando extensas áreas forestales (sobre todo en el sureste asiático) para dedicarlas al cultivo de la palma. Hasta aquí la parte de la noticia que es vedad.

Entonces, ¿donde está la mentira de todo este lío?. Os cuento,  las grasas saturadas, consumidas con prudencia y equilibrio, son imprescindibles para nuestra buena salud. La cuestión no es si consumir o no grasas saturadas, la cuestión es en qué cantidad y frecuencia las consumimos, además de en qué proporción respecto a las grasas mono y poliinsaturadas.

Además, un dato que sospechosamente se ha ocultado en toda esta polémica y, en concreto, en  relación a las leches infantiles, es que aproximadamente una cuarta parte de las grasas contenidas en la leche humana son ácido palmítico (véase el artículo de la revista Nutrition Journal: "Beta palmitate  a natural component of human milk in supplemental milk formulas"). La diferencia es que la leche humana contiene ácido palmítico en su versión beta, mientras que el ácido palmítico de origen vegetal está en la versión alfa. Una pequeña diferencia en su estructura molecular pero que tiene consecuencias en la práctica, entre ellas una peor absorción del calcio y que las heces del bebé sean más duras.

En definitiva, la conclusión a la que quiero llegar es que las cosas no son blancas o negras, que existen los grises. Desde luego tendremos que presionar a la industria para que utilicen la forma beta en las leches de formula (ya existen marcas que, de modo parcial, la utilizan) y educar al consumidor para que reduzca y/o elimine de la bolsa de la compra los productos procesados que contengan aceite de palma y que tanto se le dan a los niños(bollería industrial, margarinas, cremas de cacao, etc). Pero no todo es malo en las grasas saturadas en general y en concreto en el aceite de palma, si la leche humana lo contiene por algo será.

Permalink Add your comment

This blog might contain posts that are only visible to logged-in users, or where only logged-in users can comment. If you have an account on the system, please log in for full access.

Total visits to this blog: 113791