Picture of Penalva Lozano

Así no podemos seguir

Visible to anyone in the world

Hoy voy a tratar un tema que se ha constituido en un grave problema, que nuestro políticos cortoplacistas no afrontan con rigor y que va a tener graves consecuencias para todos nosotros si no adoptamos medidas rigurosas que le den la vuelta a la situación. Me estoy refiriendo a nuestra bajísima tasa de natalidad.

En estos momentos, el número medio de hijos por mujer es de 1,32, para mantener nuestra población necesitaríamos una tasa de 2,2 hijos por mujer. Esto implica que actualmente nuestra pirámide poblacional tiene forma de rombo y, si no cambia la situación, en unos años tendremos una pirámide poblacional invertida. Es imprescindible corregir rápidamente esta situación pues nuestro sistema de bienestar está en grave riesgo. Nuestra sociedad necesita que nazcan niños que el día de mañana trabajen, coticen y puedan sustentar las pensiones, el sistema sanitario y todas la necesidades que se derivan de una población anciana.

¿Por qué hemos llegado a esta situación?

No se puede establecer una causa única, el origen del problema es multifactorial. Dentro de esta multicausalidad podríamos encontrar motivaciones económicas, cambios sociales profundos como la incorporación masiva de la mujer al mundo laboral, modificación de la escala de valores predominante, prolongación de los periodos formativos, incremento del periodo de la vida considerado como juventud e, indudablemente, en los últimos años, las francas dificultades para encontrar la seguridad laboral. Las sociedades son dinámicas y en su ecología se ajustan rápidamente a las nuevas necesidades. Pero la agresividad de esta evolución cultural muchas veces da solución a los problemas de hoy pero desoye los problemas que se puedan derivar en el futuro.

¿Tenemos soluciones?

Pues francamente, no lo sé y en cualquier modo no me corresponde, lo que sí que tengo claro es que o nuestros políticos toman el tema en serio, dejan de lado las miras cortas, desarrollan políticas imaginativas que realmente potencien la natalidad o abrimos las puertas a la migración, pero esta sociedad necesita niños que sean los productores del mañana.

Permalink Add your comment

Comments

Picture of 272

New comment

Expones un tema de rabiosa actualidad y que además no es nada joven ya que el cambio que ha experimentado la población española es el mismo que experimenta todo país que pasa de subdesarrollado a desarrollado, aunque no por eso se debiera tirar la toalla y dejar las cosas como están. Y es que el gran causante del perjuicio que en el futuro podría afectar las relaciones de solidaridad entre poblaciones de edad es justamente la apatía e inacción con la que se comportan nuestros políticos, ¡¡¡como siempre!!!. Y si no saben qué hacer pues bien que podrían copiar lo que países más desarrollados que nosotros han llevado a la práctica, hablo de los países nórdicos que al ver el problema que se les venía encima hace unas décadas implementaron una serie de medidas para evitar las graves consecuencias futuras de una caída de la cifra de nacimientos, y que a día de hoy y si no me equivoco han conseguido frenar. Y es que la primera medida que se podría tomar de una vez por todas y seriamente es la tan traída y llevada "conciliación de la vida familiar", estoy seguro que si esto se llevara a cabo contribuiría grandemente a frenar la caída que sufre la tasa de natalidad en el país. Por otra parte, harían falta medidas de tipo fiscal y laboral tendentes a favorecer los nacimientos, y no lo que se da hoy en día de escaso o nulo apoyo, y a veces incluso de presión para evitar los nacimientos amenazando con despidos en las empresas. Esperemos que de una vez por todas quienes tienen la responsabilidad de gobernar lo hagan desde posiciones lógicas y vean la magnitud del problema que se nos viene encima.

Saludos.

Jordi Antón García.